Ir a…

El Heraldo de Cuba

periódico anticomunista de Cuba

El Heraldo de Cubaen Google+El Heraldo de Cuba on YouTubeRSS Feed

Marzo 25, 2017

Panamá expulsa hacia Colombia a emigrantes cubanos que estaban en huelga de hambre


“Los militares panameños nos dejaron bien entrada la noche del 30 de enero en la selva”, aseguró Andy Mora Garrote, uno de los participantes en la huelga
JUAN ARTURO GÓMEZ TOBÓN.
Militares panameños deportaron a Colombia el lunes por la noche a un grupo de emigrantes cubanos que se encontraban detenidos en la localidad de Laja Blanca, Darién. Seis de ellos se habían declarado en huelga de hambre dos días antes para exigir que les permitieran continuar camino hacia Estados Unidos. Algunos aseguraron ser integrantes de organizaciones opositoras en la isla, reporta Diario de Cuba.

Andy Mora Garrote, uno de los participantes en la huelga, dijo que junto a otros emigrantes llegó en la madrugada de este 1 de febrero a Sapzurro, Colombia, después atravesar durante horas las selvas fronterizas.



“Los militares panameños nos dejaron bien entrada la noche del 30 de enero en la selva”, aseguró Mora. “En Laja Blanca fuimos maltratados con palos y con descargas eléctricas, no les importo que entre nosotros había mujeres embarazadas. Esa fue la respuesta de los militares cuando les dijimos que queríamos pedir asilo político en Panamá”.

Según datos del inspector de Policía de Sapzurro, Colombia, José Escobar, entre el 26 y 29 de enero un total de 148 personas, todas de nacionalidad cubana, llegaron a esa localidad colombiana tras ser deportadas por el Servicio Nacional de Fronteras de Panamá (SENAFRONT). El 31 de enero, 42 permanecían en el pueblo.



“El 29 de enero llegó un grupo de 48. Venían en muy mal estado de salud, deshidratados, con los pies sangrando y enfermos. Algunos decidieron seguir para Turbo, otros no esperaron ni el amanecer, volvieron a coger la selva para regresar a Panamá”, dijo Adriana López Molinar, de 52 años y conocida como “La Negra”, quien ha sufrido el horror de la guerra interna en Colombia.

López Molinar añadió que los habitantes de Sapzurro han acogido a unos 40 cubanos en sus casas. “Son los que no tienen dinero para continuar o están muy enfermos”, explicó.

La Negra es propietaria de un restaurante en la pequeña localidad de pescadores, lugar muy visitado por turistas. Esta mujer, que fue desplazada por la violencia en Colombia, ha dado cobijo en su pequeña vivienda a cinco emigrantes cubanos (cuatro hombres y una mujer).



“En la toma de Sapzurro por parte de las guerrillas de las FARC me tocó salir huyendo. Ese día destruyeron el comando de Policía, cuatro casas y mataron el comandante de puesto de Policía. Eso fue en 2001, yo me fui porque al pueblo quedó sin autoridad. Volví en 2004 cuando volvió la Policía. He sufrido lo que es ser extraño en otra tierra, sé lo por lo que ellos están pasando. Un plato de comida y techo no se le niega al necesitado”, declaró.

“Pero los cubanos no quieren nada gratis, todos salen en las mañanas a buscar trabajo, por eso no se han convertido en una carga para nosotros”, aseguró La Negra.

La ruta Trinidad y Tobago-Venezuela-Colombia

Yaelis Reinoso Izquierdo, de 29 años, forma parte del grupo de cubanos que está en Sapzurro. “Aunque no tenemos ropa, ni zapatos, todo lo perdimos en la selva, estamos bien. Gracias a los habitantes de Sapzurro, tenemos techo y comida. Acá todos nos han ayudado y la Policía nos ha tratado con respeto. Nos sentimos protegidos”.



Reinoso Izquierdo llegó a Trinidad y Tobago a principios de enero de 2017. Desde Puerto España, viajó en una pequeña embarcación a puerto de Güira, Venezuela. Allí esperaron la noche del 4 de enero para abordar un autobús de pasajeros que en un viaje de dos días los llevaría hasta la localidad colombiana de Cúcuta.

Viajar desde Güira a Cúcuta suele costar 200 dólares, pero Reinoso Izquierdo dijo que tuvo que pagar 2.200 dólares.

“Nunca pensé que en el mundo hubiese gente tan perversa y más en Venezuela, que los cubanos consideramos un país hermano”, se quejó.

“La guardia venezolana nos quitaba todo, ropa, dinero, celulares. Lo más duro, donde me sentí humillada a más no poder, fue en el trayecto de San Cristóbal, Venezuela, a Cúcuta, Colombia”, relató. “Cuando caminábamos en medio de la selva, por la noche, nos topamos con la guardia venezolana. Ellos, tanto a hombres como a mujeres, nos hicieron desnudar; apuntando con las armas, nos ordenaron ponernos en cuclillas y pujar, para ver si llevábamos dinero en las partes íntimas. Cosa muy diferente ha sido Colombia, donde las autoridades nos han tratado bien, nos dan salvoconductos para poder continuar”.


Turbo, punto de llegada y partida

En cuanto a Turbo, Colombia, el administrador del muelle El Waffe, Fabricio Marín, dijo que los registros oficiales indican que entre los días 29, 30 y 31 de enero un total de 25 cubanos han arribado a esa localidad.

“Llegan sin un dólar y con el salvoconducto vencido”, explicó Marín. La mayoría “ha tomado de nuevo una embarcación para Capurganá, después de renovar su documento migratorio”.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About elheraldodecuba