Ir a…
RSS Feed

24 Julio, 2017

Comienza en Cayo Hueso juicio a cubano acusado de apoyar al Estado Islámico


Harlem Suárez, el joven de origen cubano acusado de fraguar un ataque con una bomba en una playa de Cayo Hueso a nombre del Estado Islámico (EI). Cortesía

MIAMI 

El juicio contra el cubano Harlem Suárez, acusado de uso de armamento de destrucción masiva y de proveer material al Estado Islámico, ambos cargos en grado de tentativa, comienza este lunes en un tribunal de Cayo Hueso.

Suárez, de 25 años, fue detenido en julio de 2015 por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) tras ser vigilado por esta entidad desde abril, cuando detectaron que en su cuenta de Facebook hacía comentarios de apoyo al grupo terrorista Estado Islámico (EI).

“Sé un guerrero, aprende cómo cortar la cabeza a tus enemigos y luego quemar el cuerpo, aprende cómo ser el nuevo futuro del califato mundial”, escribió en abril de 2015.

Más adelante, según el FBI, comunicó en la red social, en la que se hacía llamar “Almlak Benítez”, su interés en que “cualquier hermano le ayude a fabricar una bomba o le envíe un vídeo para hacerla”.
Según la Fiscalía, cuando fue contactado por un informante del FBI dijo que quería hacer detonar una bomba con temporizador en Cayo Hueso, en el extremo sur de Florida.

El juez José Martínez está a cargo del juicio y el jurado quedó constituido el pasado viernes.

Suárez, que ha permanecido en un centro carcelario de Miami desde su detención, se enfrenta a una posible condena a cadena perpetua.

Hace un año fue declarado mentalmente competente para afrontar un juicio por terrorismo, tras haber sido sometido a varias evaluaciones por orden del juez del caso.

En agosto de 2015, Suárez, que vive en Estados Unidos desde 2004 y antes de su detención residía junto a sus padres en Stock Island, en los Cayos, se había declarado no culpable ante una corte federal en Miami.
www.facebook.com/heraldodecuba

https://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=HeraldoDeCuba
suscribase y reciba el Heraldo de Cuba por email

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más historias deInternacionales